jueves, 20 de marzo de 2014

3. Miguel de Unamuno, un hombre fiel a su propio estilo.

Bienvenidos una vez más a "The spirit of words", un lugar donde dedicamos cada mes a un autor diferente, autor del que hablamos para entender qué contienen sus palabras. Este mes he decidido leer sobre un hombre que creó el concepto de "nivola", que escribió usando su propio estilo en todas sus obras, y que nunca paró de sorprendernos. ¿Sabes quién es él? ¡Él es Miguel de Unamuno!

Miguel de Unamuno (1864 - 1936) fue un escritor español que perteneció al grupo de la Generación del 98, cuya principal característica es un tono muy pesimista hacia la vida debido a una muy mala situación de su país en el momento en el que vivió. Se negó a creer en los hechos empíricos porque prefirió darle más importancia a la presencia de Dios en nuestros destinos. Así, él pensó que todo ocurre por una razón, una razón que Dios ha preparado para nosotros. Esto lo lleva a pensar sobre la existencia humana y su importancia en esta vida, llegando a un punto contradictorio donde una parte de sí mismo ama su independencia con respecto a Dios, y la otra lo necesita viviendo en su corazón.

Como he mencionado al principio, creó el famoso concepto de "nivola". Nivola es un tipo de novela que sigue las reglas que él mismo inventó, y supone ser su aportación más importante a la literatura. Aplicó este modelo a todos sus trabajos. En su obra "Niebla", él dice:

"¡Nivola! Así nadie tendrá derecho a decir que deroga las leyes de su género...Invento el género, e inventar un género no es más que darle un nombre bueno, y le doy las leyes que me place. ¡Y mucho diálogo!".

Este libro, que está dividido en treinta y tres capítulos, cuenta la historia de un hombre que se enamora de una mujer e intenta ligar con ella, aunque ellos no se conocen personalmente. Él debe casarse con ella para poder borrar todas las dudas sobre su propia existencia, ya que piensa que si lo hace por fin será feliz. A estas dudas las llama "niebla", e intenta con un gran esfuerzo seguir adelante pidiendo ayuda a sus amigos, e incluso a la familia de la chica. Como parece que no puede librarse de esa niebla, termina por querer suicidarse y, al final, en los últimos  capítulos, el autor juega a ser Dios con el protagonista dibujando en nuestras caras una sonrisa, pero os encomiendo a vosotros la misión de averiguar si al final muere o no. Aunque parece un poco confuso, os puedo asegurar que os reiréis un montón leyendo este libro.

Y esto es todo en marzo. Espero que hayáis disfrutado y que os haya gustado Miguel de Unamuno tanto como a mí. La cosa es que ya leí sobre este autor hace tres años y me enamoré de sus libros, y me apetecía muchísimo volver a leerlos, así que este es el resultado. ¿Quieres comentar algo sobre él? ¿Alguna vez has sentido esa niebla en algún aspecto de tu vida?

Antes de terminar esta entrada, quiero decir que de verdad aprecio muchísimo vuestros comentarios (tanto en el blog como fuera de él), y os animo a que sigáis comentando. Muchísimas gracias.

Como ya sabéis, si alguien quiere contactar conmigo o seguirme en alguna otra red social, podéis hacerlo en twitter en @sirfransc .

¡Nos vemos en abril!